Saco Oliveros

Opinión

Dr. Cotillo: Cinco lesiones más frecuentes en los deportistas

By

on

Esta es la más común de todas las lesiones y puede ocurrir por cualquier tipo de actividad física. Un esguince ocurre cuando el ligamento (el tejido fibroso que conecta los huesos de las articulaciones) se desgarra. La intensidad de la lesión puede variar llegando incluso a desgarrarse completamente. Los más frecuentes son el esguince de muñeca,el esguince de tobillo y el esguince de rodilla.

Lesión de rodilla
Cada año más de 5 millones de personas visitan al traumatólogo por lesiones en la rodilla. Los problemas en la rodilla más comunes son el síndrome de la banda iliotibial, rodilla de corredor o la tendinitis. Las lesiones graves de rodilla pueden incluir daño en el cartílago o ligamentos cruzados.

Calambres en la pierna
Esto ocurre cuando hay dolor a lo largo de la parte delantera inferior de la pierna. También se puede dar en el pie y el tobillo, donde el hueso se junta con los gemelos. Son comunes en runners y aún más si corren en superficies duras.
A calambres musculares pueden contribuir errores al calentar o estirar, técnicas incorrectas para correr, calzado no apropiado o incluso tener los pies planos.

Fracturas
Las fracturas más comunes en el deporte son fracturas por caída o las denominadas fracturas de estrés.
Las fracturas de estrés se producen en un hueso como resultado de una actividad muscular exagerada de manera repetitiva. El hueso se recarga y se vuelve débil y vulnerable a este tipo de fracturas. La causa puede ser en muchos casos no respetar la etapa de adaptación gradual al deporte tras un tiempo de inactividad.
La mayoría son emergencias y pueden necesitar cirugía para repararlas.

Luxaciones
Ocurren cuando de alguna forma se empuja al hueso de la articulación fuera de su alineamiento, o sea, se disloca. Deportes de contacto como el fútbol o alguna actividad como estiramiento excesivo o caídas pueden también causar luxaciones.
Una luxación normalmente requiere tratamiento médico y ser tratada como una emergencia. El hueso dislocado puede ser colocado en su lugar. Las articulaciones más comunes en dislocarse son los dedos, las manos y los hombros. Codos, rodillas y caderas también se pueden dislocar pero es menos común.

Recommended for you