Saco Oliveros

Opinión

GRACIAS, QUERIDA ‘BLANQUIRROJA’

By

on

Escribe: Daniel Lazaro Rojas (@Daniellazaro26) / Foto: FPF

Cuando tu país sale a enfrentar a Chile y defiende tu bandera como lo hizo la noche de ayer, provoca en ti una sensación indescriptible, que solo se siente, porque aunque tratas de explicarla, no lo consigues, entonces, lloras de alegría, abrazas a tus ‘causas’ y gritas con todas tus fuerzas.

Y esas muestras de amor a tu selección se aferran aún más a tu fe cuando Guerrero recibe un pase magistral de Tapia, se saca al arquero y anota, no cualquier gol, sino el que sella una goleada histórica ante Chile, nos mete a una final de Copa América después de 44 años y coloca a él, a nuestro GUERRERO como máximo goleador vigente del certamen.

Perú insinuó desde el inicio lo que el mundo jamás imaginó. Tras varias situaciones claras de gol apareció el ‘orejas’ para hacernos gritar el primero de la noche. Chile intentó pero nunca pudo vulnerar nuestra concentración y solidaridad. Entonces, Yotún la paró de ‘pechito’ y remató con clase tras pase de Carrillo, era el segundo y aunque se extinguían nuestras voces, no había forma de parar, este partido se ganaba también con nuestro aliento.

La ‘roja’ pretendía golpear pero las manos majestuosas de Gallese decidieron regalarnos una linda lección. Movíamos la pelota de un lado a otro mientras los oles retumbaban en el Arena do Grêmio, el final se acercaba y ese aroma de noche histórica nos poseía y se esparcía en nuestros corazones, así llegó el gol de Paolo.

Pero todavía no era suficiente, con una mano, Gallese atajaba un penal irresponsable de Vargas. Ahora sí, todo estaba consumado. Perú a la final en el Maracaná contra Brasil.

No es fácil levantarse de escenarios lóbregos, cómo tampoco es fácil llegar a una final de Copa América y ganarla. Este grupo nos regaló un concierto épico, que nos atrapó y conquistó. Cómo no deleitarse con candidez ante esos versos sublimes que nos llevan al llanto. Cómo no ilusionarnos, carajo, si este corazón venció a la lógica con humildad y valentía haciendo parte de su esencia aquella frase del genio Charles Chaplin: “El mundo pertenece a quien se atreve”. Pase lo que pase, gracias, querida ‘blanquirroja’.

Recommended for you